¿Quiénes somos?

La historia del camping «ecoaldea» de Pibeste

Érase una vez, la familia Dusserm tenía un sueño común: «descubrir la belleza de los Pirineos».
En 1989 decidimos combinar nuestras habilidades y conocimientos. Nuestra aptitud común es conocer la montaña, en particular la reserva natural de Pibeste y el Parque Nacional de los Pirineos, en resumen, ser montañeses amantes de los grandes espacios. Es este estilo de vida de montaña el que queremos compartir con las personas, familias y grupos que tenemos el placer de acoger. Hemos simbolizado este espíritu en la escultura de piedra que hay a la entrada del camping.

Nuestros planes y sueños se hicieron realidad en las tierras de labranza donde antes pastaban las vacas lecheras. Esta cultura familiar campesina forma parte de la familia Dusserm. El abuelo Jules nos contaba sus viajes a la montaña, la trashumancia a Gavarnie a pie con el rebaño de vacas, Pierre, nuestro tío, era la leche, Colette era «la gira», la venta local de berlingots en casa, en Lourdes. Los primeros años nuestro tío nos pedía que dejáramos crecer la hierba hasta junio para hacer el heno en el camping. Este trabajo cerca de la naturaleza, el gusto por el trabajo bien hecho, la ayuda mutua, el deseo de conocer gente han conformado el corazón de la familia Dusserm. En 2008 nos concedieron el «Prix de l’Accueil» y explicamos que fue nuestra cultura rural la que dio forma a nuestra acogida.

Bertrand, nuestro hermano mayor, presente en la creación del camping, era un ferviente defensor del concepto de actividades al aire libre durante el día + animación para todos los públicos cada noche: cada semana Sylvain y Bertrand querían hacer descubrir a toda costa la Brèche de Roland, con su leyenda, seguida del Taillon, un pequeño lugar de 3000 m de altitud en el Parque Nacional de los Pirineos. Gérard y Odette defendieron los lagos fáciles accesibles a toda la familia y Luc las noches en refugio. No teníamos días suficientes para todas las actividades de montaña como bicicleta de montaña, parapente, rafting, barranquismo, escalada….. o animaciones como los bailes tradicionales, la noche de los desafíos, el juego del oso gigante, el voleibol o las veladas de montaña. Una cosa es cierta, la familia Dusserm siempre ha ofrecido vacaciones activas a su imagen y semejanza. Más allá de la caminata, es un descubrimiento del otro lo que se produce, compartimos nuestros pasos.

Cuando se ven parterres se puede pensar en la abuela Rose, que llevaba bien su nombre, y en nuestra madre Odette, su hija, que continúa esta pasión.

Los árboles frutales que no dan sombra a las tiendas son la voluntad de la abuela Léo o Eléonore y de su hijo Gérard con sus avellanos. Al mismo tiempo, el camping, bautizado «Soleil du Pibeste», no tenía ni un centímetro de sombra en 1989. Mamá siempre hablaba del sol y sus vitaminas, cuando entra la niebla dice a los clientes: «el sol está en tu corazón, ¡que tengas un buen día!

La construcción de 11 chalés de madera fue una auténtica epopeya. El mikado gigante fue un reto técnico asumido por Gérard, el constructor de la familia, y un reto humano. Lo montamos todo a mano, uno delante de otro al final del tronco. La ayuda mutua experimentada en la granja también se vivió en el camping. El alma del camping, la aventura humana, se construyó sobre el trabajo de descubrir las capacidades de cada uno.

En 1989 era un turismo de recogida. Los clientes nos llegaban naturalmente por la carretera nacional que pasaba por delante del camping sin reservar. Nuestra situación geográfica al pie de la reserva natural, a 8 km de Lourdes y Argeles-Gazost.

La carretera de 2×2 carriles pasaba por fuera del pueblo y se llevaba este flujo natural de clientes. Empezamos a comunicarnos en la web y en ferias de Francia y el extranjero.

La paz y la tranquilidad se instalaron en el camping. Sylvain y Odette supieron aprovechar esta calma para ofrecer un espacio de bienestar. Ya profesores de QI Gong y Taiji Quan, pudieron ofrecer a los cansados clientes de un año un lugar para regenerarse, este espacio se convirtió en el corazón del camping. Sylvain, para deleite de los huéspedes, ha habilitado un lugar para masajes.

La apertura de una «baraque à frites», luego restaurante, también cambió el ambiente del camping. Compartir mesa ha dejado huella en los veraneantes: los menús de Bigorre, los mejillones con patatas fritas, el pastel de espetos, las raclettes gigantes de montaña… Nuestros hijos se mostraron entusiastas e implicados, Jean-baptiste repartió pizzas en su monopatín, Louann y Tom pusieron las mesas y Zilia y Maël cantaron nuestras montañas al principio de la comida. Las comidas se asocian en nuestra familia a la «cantère», pensamos en nuestro abuelo Eloi que cantaba arias de ópera para su amante o en Jules que cantaba los Pirineos.

En el 20 aniversario del Soleil du Pibeste nos dimos cuenta de que los veraneantes también son una familia. Nos vemos todos los años, conocemos a los tíos y tías de cada uno… y los niños que antes venían de vacaciones al Pibeste ahora vienen con sus propios hijos. Así transcurre la vida bajo el sol de Le Pibeste, la historia del camping es rica en encuentros, nos toca a nosotros construir el futuro.

A lo largo de los años hemos disfrutado ofreciendo vacaciones para todos. Los veraneantes proceden de todos los países, de todas las clases sociales, y este encuentro es interesante. Hemos adaptado el camping para acoger grupos, desde 2010 tenemos la etiqueta Turismo y Discapacidad y es una gran alegría acoger a personas mayores, familias con bebés que vienen a respirar por primera vez el aire de los Pirineos, criadores de perros pirenaicos, familias numerosas, cousinades, conferencias, deportistas, contemplativos, seminarios, moteros, bodas… se han creado vínculos fraternales.

Luc Dusserm, gerente del camping

EARLY BOOKING PIBESTE
Réservez maintenant pour juilletseptembre 2023 /-15%

Réservation

You have Successfully Subscribed!

Sur ce site Web, nous utilisons des outils propriétaires ou tiers qui stockent de petits fichiers (cookie) sur votre appareil.  Vous avez le droit de choisir d’activer ou non les cookies statistiques et de suivi. En activant ces cookies, vous nous aidez à vous offrir une meilleure expérience.